Las salineras de Maras

Datos EXIF foto

Fecha y hora
FECHA Y HORA:
27 Nov 2017 18:42
Camara empleada
CÁMARA:
Canon EOS 6D
Distancia focal
DIST. FOCAL:
105 mm
Valor del ISO
VALOR ISO:
100
Apertura de la lente
APERTURA:
f/13
Tiempo de exposión
TIEMPO EXP.:
1/200 s
Programa
PROGRAMA:
Aperture priority
Compensación de la exposición
COMPENSACION:
+0.3
Valor EV referenciado a ISO 100
VALOR E.V.:
15
Tipo de medición de la luz
MEDICIÓN:
Pattern
Uso del flash
FLASH:
Flash did not fire, compulsory flash mode.
La imagen se ha editado con: Adobe Photoshop Lightroom 6.13 (Windows)

Es bien sabido, y si no lo sabéis ya os lo cuento yo que me gusta daros la chapa, que las coordilleras eran, en algún momento un conjunto de depósitos de suelo bajo los océanos.  Cuando las placas tectónicas comenzaron a chocar unas con otras se plegaron dando lugar a muchas de las grandes coordilleras.

Es por esto que se encuentran evidencias en forma de fósiles de animales marinos a miles de metros de altura. Se cree que este proceso es el que hizo que parte de las montañas que rodean estas salineras sean grandes núcleos de sal pura que se encontraba disuelta antes de los pliegues en el agua marina. Ahora solo hace falta un manantial de agua que atraviese estos núcleos para poder tener sal marina a 3300 metros de altitud.

El descubrimiento de este manantial por el que sale agua con un 40% de concentración de sal se debe a culturas pre-incas que habitaron la zona, aunque los Incas lo explotaron de forma intensiva para uso interno (cocina, momificación, salazón de alimentos)  y como valioso elemento de comercio.

Actualmente son empleadas para la producción de sal  que se vende por la zona y que también se exporta a Japón y China. La producción está en manos de una cooperativa formada por las familias del pueblo de Maras, que da nombre a las salineras y es tan sencilla como realizar sucesivos ciclos de llenado de sus pozos con el agua del manantial  y secado de las mismos por evaporación del sol. De la capa de sal que queda tras este proceso, la parte mas baja mezclada con las arcillas de la zona y restos de plantas aromáticas se usa con fines medicinales, una segunda capa mezclada con algunos minerales  se usa para cocinar, mientras que la tercera y más superficial es la más pura y se usa, entre otras cosas también para cocinar.

Fotográficamente hablando os muestro una panorámica del espectacular sitio para que os hagáis una idea de su extensión.

Para la foto que abre la entrada prefería algo que no tuviera el contexto de los fondos, para que el espectador no conozca la extensión del lugar y que se centrase en los aleatorios cambios de nivel de cada uno de los pozos. Una señora, que no está pagada y que supongo que estaba trabajando en el pozo de su familia, me amenizó la foto dando algo de escala a las piscinas. La foto no tiene reencuadres ni tratamiento más allá del típico equilibrio de luces y ligera ganancia de nitidez.

 

2 comentarios en “Las salineras de Maras”

  1. Foto del avatar

    Muy bonita la foto Alberto, me encanta la gama de colores entre el blanco y los ocres, con el punto azul discordante del macuto de la señora no pagada 😉 Y creo que es completamente acertado el encuadre cerrado.
    Me está gustando un montón tu reto, estoy esperando las fotos de Machu Pichu!!!

  2. Foto del avatar

    Cuando estuvimos en La Palma este verano también visitamos unas salinas al sur de la isla, y el paisaje era muy similar en cuanto a las terrazas (sin tanto desnivel), pero como allí la tierra es negra volcánica el contraste de color era brutal. A ver si te la enseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies