La lengua de las mariposas

En mitad de un día de campo, cámara en mano, se cruza una mariposa de esas que te dicen: «Hazme tuya». Uno se arma de la paciencia necesaria para hacer este tipo de fotos. Cien intentos, 99 fallidos. Además, el insecto revoloteaba y se posaba en un lugar en el que se mezclaban las zonas de sombra con las de sol intenso.

No podía quitar el ojo del bichito porque, como se puede observar, tiene unas alas espectaculares con forma de hoja que permiten camuflarse entre la vegetación. Distancia focal a 270 mm para molestar lo menos posible y captar todos los detalles y… a disparar.

Cuando iba a casa pensé que no había conseguido nada que mereciera la pena, pero al ver en el ordenador los resultados salvé esta fotografía por el detalle de la lengua libando de la flor.

2 comentarios en “La lengua de las mariposas”

  1. Que buena. Yo todavía no he conseguido fotografiar insectos en condiciones naturales. Siempre los he tenido que atrapar y hacerles fotos en casa.

    1. Óscar Fraile

      Gracias Chicho. Lástima no disponer de un macro en condiciones. Como diría Alberto… ¡no tengo equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies